Alarmas Hogar: Inseguridad ciudadana

alarmas hogar seguridad ciudadanaEl elevado número de delitos que se han perpetrado en estos últimos años se han originado por una serie de cambios sociales, económicos y políticos de diversa índole, debido a esto las alarmas hogar han incrementado sus ventas. La crisis económica ha sido uno de los detonantes que ha favorecido la delincuencia al incrementarse la pobreza y las desigualdades sociales.

Además, la legislación actual está plagada de vacíos y de leyes bastante endebles que favorecen más a los delincuentes que a las propias víctimas. Todo ello ha contribuido a un elevado número de delitos generando una sensación global de inseguridad.

La sociedad al observar atónitamente el estado de inseguridad al que estamos sometidos opta por combatir con sus propios medios a los criminales. Los robos son uno de los delitos que más está creciendo en las distintas comunidades de la península y la ausencia de efectivos policiales así como de métodos y leyes más duras contra los criminales favorece el acto criminal. Por ello, muchas familias optan por contratar sistemas y servicios de seguridad, como por ejemplo las alarmas hogar.

La innovación en dispositivos y servicios de protección es evidente. Gracias a la evolución de la tecnología podemos encontrar un amplio abanico de sistemas de gran potencial. Las diversas compañías de seguros son conscientes de la realidad delictiva que nos rodea y, por ello, se han puesto manos a la obra para abastecer todas las necesidades de los consumidores.

Es cierto que contratar un servicio o sistema de seguridad requiere una inversión notable, pero en estos últimos años a causa de la crisis y de la gran competitividad entre empresas del sector encontramos precios bastante asequibles para prácticamente todos los bolsillos.

A día de hoy, la seguridad se está convirtiendo en una necesidad cada vez más evidente y palpable.

La falta de efectivos para combatir la criminalidad y la escasa contundencia de nuestros políticos ante ciertas situaciones hace mella en nuestra sociedad. Erradicar la criminalidad sea del tipo que sea es una obligación de nuestros políticos. La seguridad ciudadana es un derecho indispensable para el bienestar y la armonía del colectivo.

Es evidente que se ha desencadenado una violencia y una criminalidad incontrolada en estos últimos años. En el Balance de Criminalidad que publica el gobierno se refleja el aumento de ciertos tipos de delitos. Ser conscientes de la realidad que nos rodea es imprescindible para poder hacer frente esta situación.

La contratación de servicios de seguridad se está convirtiendo en una necesidad cada vez más urgente. El aumento de asaltos a viviendas es un hecho y al no haber un patrón de vivienda o inquilino a quien robar dificulta las tareas de los efectivos policiales.

Debemos hacer frente a la realidad social de nuestro entorno. Debemos preguntarnos por qué y cómo surge para restaurar la protección y seguridad ciudadana. Garantizar la seguridad social es indispensable y, por ello, debemos exigir a nuestros políticos que se modifiquen las leyes y se apliquen penas más duras y contundentes para hacer frente a la triste realidad que nos lleva azotando estos últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *