neumoperitoneo y las problematicas de las hernias

Cirujanos tratan hernia gigante con técnica única en un país centroamericano

Una mujer estuvo más de 8 años con una protuberancia colgando de su vientre, por lo que tuvo que someterse a un método llamado “Neumoperitoneo”, el cual se trata de introducir aire a través de un catéter.

¿Cómo eliminar una hernia gigante?

Esta mujer que tenía serias dificultades para poder moverse desde hacía mucho tiempo debido a la hernia que tenía, la cual se encontraba colgando de su vientre. La mujer de 58 años, quien se sometió a una cirugía en México donde se empleó un procedimiento único en Centroamérica, dijo que se sentía terriblemente mal, era realmente incómodo hacer cualquier cosa, incluso las actividades más simples y básicas.

La dificultad de esta mujer empezó con un orificio ubicado en los músculos que se encuentran en la pared abdominal, que ocasiono que se le salieran las vísceras del sitio donde se supone deben estar y comenzarán a alojarse dentro de algún tipo de saco completamente cubierto por su piel.

Cuando se presentan casos de hernias muy grandes como el que le ocurrió a esta mujer, la salida de las vísceras suele ser tal, que los músculos que se ubican en la pared abdominal dejan de ser resistentes y como consecuencia se contraen.

Por lo que luce como si las personas tuvieran enormes prominencias que cuelgan de su barriga.

Problemas de las hernias gigantes

Otro de los problemas de esta lesión, suele ser que debido a la clase de protuberancia que se forma en el cuerpo, a las personas no les suele servir la ropa que normalmente se encuentra en las tiendas, por lo que muchos de ellas, por no decir todos, tienen que mandarse a confeccionar ropa de su talla, u optar por adquirir prendas mucho más grandes y luego ajustarlas a su medida.

La hernia de la mujer en cuestión, creció hasta ser aproximadamente del tamaño de 2 balones de fútbol, siendo una clase de hernia bastante extraña, que solo se ven pocos casos anualmente.

Cómo se soluciona

Comúnmente, no es fácil dar tratamiento a estas lesiones, debido a que las cirugías tradicionales con las cuales son tratadas las hernias más pequeñas, no suelen ser efectivas al momento de colocar las vísceras de nuevo en su sitio.

El cirujano que se encargó de realizar el procedimiento en el caso de la mujer de la historia, dijo que esta vez fue empleado un método conocido como “Neumoperitoneo”, en el cual se pone un catéter en el vientre del paciente unas 3-4 semanas antes de someterse a cirugía y poco a poco ir introduciendo aire.

Después de las 3 semanas, la señora fue llevada a quirófano; el aire introducido las semanas anteriores brindo la oportunidad de tener un mayor espacio al momento de trabajar, por lo que se procedió a separar el abdomen en distintas capas y se pudieron reubicar las vísceras, colocando una malla cuyo propósito es mantener todo en su lugar.

Después, cirujanos reconstructivos se encargaron de quitar la piel que sobraba, durando el procedimiento completo unas 6 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *